21 febrero 2007

Tienen sentido los soportes ópticos futuros?

Hoy he estado recordando los soportes que se han estado usando para intercambiar información entre ordenadores y demás equipos electrónicos ajenos a la comunicación por red a lo largo de mi experiencia con los ordenadores y sobre el futuro de los actuales soportes, en especial los ópticos.

Yo, por mi corta edad, empecé a intercambiar datos entre ordenadores empleando diskettes, que por aquel entonces era el no va más, íbas con tu estuche de 10 diskettes para grabar todo lo que te hiciera falta, y ni por asomo acababas consumiendo la "brutal" capacidad de éstos. Un mega y medio cuando el señor Gates predijo que 64K de memoria para cualquier ordenador serían suficientes era una pasada!

Después ya vino el CD, y posteriormente el DVD, al que siempre dije que no le veía futuro... Me equivoqué está claro. Pero lo que yo hice no era una previsión a corto, sino a largo plazo. Más que nada, porque al poco tiempo de salir el DVD ya empezó a sonar la futura guerra Blu-Ray/HD-DVD, y con tan elevadas capacidades, en cuanto el mundo del marketing se ponga de acuerdo está claro que estos dos tipos de discos borrarán del mapa a todos sus "hermanos pequeños" (léase DVD, CD...).

Pero mi reflexión, aparte de las capacidades de almacenamiento y demás, iba en la real usabilidad de dicho soporte, leyendo éste post en el Blog de Enrique Dans, que fue el que me inspiró, deja claro que es bastante incómodo el uso de este soporte.

Yo voy más allá, y lo miro desde un punto de vista más cercano. No entro en la usabilidad física del soporte. Para poder usar este tipo de dispositivos ópticos hay que grabarlos, y una vez grabados la mayoría de ellos (los que tienen un precio más asequible), solamente pueden ser grabados una única vez. Y cuando te cansas de aquel disco lo arrinconas o bien en el coche, como dice Enrique, o bien en la torre de CD's de casa, por no tirar el disco.

Es en la grabación donde viene la verdadera incomodidad de este tipo de soportes, hay que utilizar programas de grabación especiales para poder usarlos!!! Pero a quién se le ocurrió esta idea? Está claro que por aquellos años era una genial idea, pero con la aparición de las memorias USB o los HD externos que con un Copy/Paste lo tienes grabado, está claro que este tipo de soportes está abocado a la muerte. Y si no se acaban enterrando, será porque a muchos no les interesa.

De ese "selecto" grupo y dejando de lado a los fabricantes, destacan los fabricantes de dispositivos hardware y software para la grabación/lectura de éste tipo de soportes. Que habría sido de Nero sin los soportes ópticos? Imagínense por un momento un ordenador sin lectores/grabadores ópticos. Raro verdad? Pues ahora los venden sin diskettera. Moraleja: "Cuando las barbas de tu vecino veas cortar..."

Dentro también de este grupo están nuestras queridas discográficas, que siguen negándose a vender canciones por internet!!! Por lo que actualmente la manera más común que hay de comprar discos es comprando el consecuente soporte. Tambien en el mismo saco, se encuentran las productoras de cine. A lo mejor en un futuro podrás ir a una tienda de música a comprar con tu memoria USB para llevarte la compra.

Y esto viene dado porque la conectividad de todos los dispositivos está aumentando. Las televisiones, radios, Mini Cadenas, Home Cinema's ya vienen con conexiones USB para poder leer directamente los archivos a reproducir.

En resumen, comparto la idea de Enrique e incluso voy más allá. Puesto que creo que los únicos que necesitan los soportes ópticos actualmente son los fabricantes de Software, las discográficas y las productoras de cine. En un futuro, quién sabe...

Dejo en el aire la pregunta que me atormenta, ¿Tiene sentido gastar tiempo, dinero y esfuerzo desarrollando soportes ópticos en lugar de desarrollar memorias de gran tamaño a bajo coste?

1 comentario:

Pascual dijo...

Creo que estas en lo cierto, hace poco saque una tarrina de 50 cds con peliculas grabadas, me acuerdo cuando empezó el boom de las películas me las quería grabar todas, quería una colección increíble, ahora simplemente las veo en el ordenador y las borros.

Saludos.